Aislamiento termico

A lo largo de los últimos 20 años, hemos asistido a un renovado interés por reducir las demandas energéticas de los edificios, hasta el punto de que las normativas públicas se han vuelto cada vez más exigentes respecto al aislamiento térmico exterior de las nuevas construcciones.

El mayor desafío al que se enfrentan los profesionales de la construcción radica en encontrar e implementar soluciones y tecnologías que resulten prácticas a la par que económicas.

El incremento del grosor de los materiales de construcción de las fachadas no resulta eficaz si no se consideran múltiples variables que afectan a un correcto aislamiento térmico. Es por eso que se producen deficiencias que conviene detectar y resolver.

¿Cómo identificar un deficiente aislamiento térmico de una fachada?

A la hora de identificar un deficiente aislamiento térmico, es necesario llevar a cabo un trabajo de campo, el cual puede ser complementado con la utilización de softwares que permitan llevar a cabo simulaciones a partir de las métricas obtenidas.

En esta ocasión, nos vamos a centrar en el estudio de campo, mediante la utilización de cámaras de imágenes térmicas, para localizar aquellas áreas con un rendimiento más pobre.

La forma más eficaz de minimizar los errores en el cálculo de la resistencia termal es llevar a cabo las mediciones y fotografías cuando las diferencias entre la temperatura interior y exterior de un edificio son mayores. Por ese motivo, le recomendamos, llevar a cabo el examen fotográfico en días fríos.

Igualmente, es indispensable evitar aquellas fachadas que hayan estado expuestas al sol de forma muy reciente o que puedan haberse visto influenciadas por la utilización de sistemas de calefacción internos, los cuales alterararían los resultados del examen.

¿Cómo rehabilitar una fachada exterior con un sistema de aislamiento térmico Wall-Term®?

El sistema Wall-Term® es una avanzada solución que se aplica en forma de capas, las cuales conforman un revestimiento compacto, impermeable y transpirable, el cual se adhiere a la fachada, incorporando un panel termoaislante. Este sistema para la rehabilitación
de fachadas
elimina, además, los problemas ocasionados por el puente térmico.

Como veremos enseguida, el poliestireno expandido (EPS) es el material aislante más utilizado, Wall-Term® admite otros materiales aislantes, como el poliestireno expandido con grafito, el poliestireno extruido (XPS) o las placas de lana mineral (LM).

1º Preparación del soporte

En primer lugar, el soporte debe presentar una planimetría adecuada, lo que implica una superficie estable, seca, totalmente limpia y sin irregularidades superiores a 0,5 cm. Se ha de evitar, especialmente, la presencia de desencofrantes, grasa o cualquier otro elemento que afecte al rendimiento de los materiales a aplicar.

En el caso de temperaturas elevadas o la presencia de viento, será necesario humedecerlo.

2º Delimitar el contorno inferior

Se ha de delimitar el espesor deseado y proteger mecánicamente los paneles aislantes, mediante la fijación de los perfiles de arranque a unos 15 cm de la rasante, mediante la utilización de tornillos y tacos cada 30 cm.

3º Aplicación del Mortero de Fijación y tendido Wall-Term®

El sistema Wall-Term® le ofrece tres alternativas distintas para la fijación de los paneles de aislamiento al soporte.

  • Wall-Term® Fix y Wall-Term® Pro: Morteros en polvo cuya preparación tiene lugar mediante la mezcla mecánica con agua.
  • Wall-Term® Adhesivo: Un producto en pasta que se debe mezclar con un máximo de 30% de cemento Portland, hasta conseguir una textura homogénea.

La aplicación del mortero de anclaje ha de aplicarse sobre las placas, formando un cordón perimetral a 3 ó 4 cm. del borde de la placa, para evitar que la pasta pueda penetrar en las juntas. Dicho cordón deberá interrumpirse en cada esquina alrededor de 5 cm. De esa forma, el aire podrá ser evacuado al presionar la placa sobre el soporte. Además, debe añadirse otros 3 puntos centrales de adherencia.

4º Colocación de las placas de aislamiento

Los paneles de aislamiento deben colocarse contrapeados, aplicando una suave presión con pequeños golpes sobre toda la superficie y controlando la planimetría. En caso de aparecer pequeños desniveles, se habrán de lijar las placas de poliestireno.

Una vez se haya secado el mortero, se han de utilizar 8 espigas de expansión Wall-Term® por metro cuadrado para una fijación mecánica de las placas, y cuya ubicación dependerá de la naturaleza del soporte y la propia colocación de los paneles de aislamiento.

5º Colocación de la perfilería

Se procederá a colocar la perfilería sobre las aristas y demás puntos conflictivos, utilizando el mismo mortero a utilizar para la capa base.

6º Configuración de la capa base

Se debe extender una capa uniforme de mortero sobre las placas para conformar la capa base.

El sistema Wall-Term® también ofrece tres alternativas para la realización de la capa de base armada. Estos pueden ser aplicados, según los casos, de forma manual o con proyección mecánica. El objetivo es garantizar la máxima adaptabilidad a las necesidades del mercado.

  • Wall-Term® Classic Adhesivo se basa en la utilización de mortero polimérico en pasta, mezclado con cemento. Proporciona la máxima adherencia tanto sobre el soporte, como el panel aislante.
  • Wall-Term® Pro incorpora el mortero polimérico en polvo. Es la opción más económica y ofrece un buen nivel de trabajabilidad, así como la fácil gestión de los residuos de obra.
  • Wall-Term® Flex Base Flexible permite la aplicación de mortero polimérico sin cemento en capa base de acabados. Esto proporciona el máximo nivel de flexibilidad y productividad, dado que esta parte del proceso tiene lugar mediante la aplicación de una sola capa.

Una vez aplicado el mortero, y en caso de ser necesario,habrá de reglearse hasta conseguir que toda la superficie quede plana y homogénea, así como con el grosor deseado.

7º Colocación de la malla de armadura Wall-Term®

Con el mortero aún fresco, se ha de colocar la armadura Wall-Term®. Una vez la primera capa se haya secado mínimamente, se aplica una segunda capa de mortero, cuyo espesor mínimo ha de ser de 2,5 mm.

En aquellas fachadas que puedan estar expuestas a golpes, se recomienda la colocación de la armadura antivandálica Wall-Term® con el adhesivo y directamente sobre las placas, complementando así la armadura normal.

8º Aplicación de la Imprimación

Una vez el mortero de capa base haya secado y endurecido completamente, se aplica la imprimación para el revestimiento de acabado. Con el fin de optimizar la absorción y el color de fondo, se ha de aplicar antes del revestimiento:

  • Como fondo similar liso cuando el acabado sea un mortero acrílico o siloxánico.
  • Cotefilm Imprimación Acuosa para los acabados de la familia Cotefilm NG.

9º Aplicación de los acabados Revetón para el sistema Wall-Term®

Terminada la imprimación, se debe repartir el revestimiento de acabado de manera uniforme, con la ayuda de una llana.

Después de que la superficie de haya secado, se generará la textura deseada mediante el uso de un fratás.

El sistema Wall Term® ofrece un total de 12 acabados impermeabilizantes y transpirables, en una gama de 315 colores.

  • Los morteros acrílicos cuentan con un acabado rayado y granulado.
  • Los morteros siloxánicos disponen de un acabado granulado de efecto hidrofugante.
  • Finalmente, los revestimientos anti-fisuras son los que aportan una mayor flexibilidad, pudiendo, a su vez, ofrecer una textura lisa, rugosa o granulada.
  • Revestimiento continúo de cuarzo, de máxima dureza.