Aislamiento térmico

El aislamiento termo-reflectante de cubiertas está orientado a lograr el mayor nivel posible de reflectancia solar y emitancia térmica en aquellas superficies sobre las que se aplique.

El objetivo último es, al fin y al cabo, limitar la transferencia al interior de un edificio del calor producido por la radiación solar y, al mismo tiempo, posibilitar la liberación de una mayor capacidad de calor absorbido.

Se trata, en definitiva, de una solución ideal para edificaciones en las zonas geográficas más cálidas, posibilitando un mayor ahorro energético en sistemas de climatización.

¿Por qué utilizar un aislamiento termo-reflectante?

Tal como señalamos en nuestro artículo sobre las mejores soluciones para el aislamiento térmico exterior, el Código Técnico de Edificación (CTE) establece una serie de requisitos fundamentales, que tienen como objetivo conseguir el mayor ahorro energético posible, tanto en obra nueva como en rehabilitación.

La incorporación de una solución de aislamiento termo-reflectante no solamente está alineada con los objetivos del CTE sino que, además, supone una mejora considerable de la habitabilidad de los edificios en los que se utiliza, y lo que es más importante, un importante ahorro en el consumo energético y el mantenimiento de las cubiertas.

Reducción del consumo de energía destinada a los sistemas de refrigeración

En función de la localización geográfica de la edificación, así como la orientación, diseño, aislamiento y materiales utilizados para su construcción, el ahorro energético conseguido con la utilización de un revestimiento termo-reflectante se sitúa entre el 10% y el 30%.

Esto se debe, por supuesto, a una disminución en la necesidad de utilizar sistemas de refrigeración y aparatos de aire acondicionado, tanto en edificios industriales, como en vivienda u oficinas.

Prolongación de la vida útil de la cubierta

Las cubiertas que se encuentran en climas especialmente cálidos o muy variables sufren una mayor tensión.

El continuo proceso de dilatación y contracción que sufren las cubiertas que están sometidas a altas temperaturas o bruscos cambios diarios de la misma, supone una mayor tensión térmica que suele terminar fatigando la estructura.

Mediante la utilización de un revestimiento termo-reflectante no solo se está disminuyendo y estabilizando la temperatura a la que la cubierta es sometida, sino que también se está prolongando su vida útil, al reducir la fluctuación de tensión térmica.

Mejora de la habitabilidad en los edificios que carecen de sistema de climatización

Las soluciones de aislamiento termo-reflectante reducen la acumulación de calor y permiten mantener una temperatura más estable en el interior de los edificios.

Esto tiene una repercusión directa en las condiciones de habitabilidad para las personas que viven o trabajan en su interior.

Igualmente, las instalaciones industriales o ganaderas que requieran un control de la temperatura ambiental de sus instalaciones se ven claramente beneficiadas.

Mitigación del impacto medioambiental

Por último, no podemos dejar de lado el hecho de que la disminución del consumo energético también tiene una repercusión directa sobre la emisión de gases contaminantes a nuestra atmósfera, especialmente, gases de efecto invernadero.

En el caso de las grandes urbes, este factor cobra máxima importancia, debido a la presencia del fenómeno “isla de calor”, ocasionado en buena parte por el uso indiscriminado de materiales altamente termo-absorbentes, como el hormigón y el asfalto.

Una utilización más generalizada de cubiertas termo-reflectantes contribuiría a reducir notablemente el consumo de energía en sistemas de climatización y el calentamiento global.

¿Cuáles son nuestras soluciones de aislamiento termo-reflectante?

Revetón incluye soluciones termo-reflectantes tanto para impermeabilizaciones de cubiertas, como para protección y renovación de cubiertas metálicas.

Las alternativas de pintura impermeabilizante se dividen en Revsun Tec Plus y Revsun Mempur-UV. Ambas opciones se ofrecen en color blanco y proporcionan una impermeabilidad total frente al agua de lluvia y protección frente a los rayos ultravioleta.

  • Revsun Tec Plus es un revestimiento de cubiertas a base de dispersión acuosa de copolímeros acrílicos. Es muy fácil de aplicar, dado que se adapta a todo tipo de superficies. Ofrece una alta elasticidad incluso a bajas temperaturas y cuenta con una vida útil de hasta 10 años.
  • Revsun Mempur-UV es, por su parte, un revestimiento a partir de poliuretano líquido 100% alifático. Su aplicación permite crear una membrana resistente a la intemperie y cuya impermeabilidad se mantiene estable incluso en condiciones de contacto permanente con el agua. Cuenta con una gran elasticidad y resistencia a la abrasión, ya sea por factores químicos o como consecuencia de los rayos UV. De hecho, su aplicación garantiza la ausencia de caleo o cambios de tonalidad.

 

En lo referente a las cubiertas metálicas, Revetón ofrece Revsun Fercoat y Revsun Metal.

  • Revsun Fercoat está especialmente indicado como revestimiento anticorrosión. Permite proteger y restaurar cubiertas metálicas en todo tipo de entornos (urbano, industrial o marítimo). Mantiene óptimos niveles de elasticidad incluso en condiciones de baja temperatura y proporciona una excelente resistencia a la contaminación atmosférica, los rayos UV, la niebla salina y los entornos industriales más agresivos.
  • Revsun Metal es un revestimiento diseñado específicamente para chapas prelacadas o galvanizadas, propias de edificios industriales o comerciales. Ofrece una óptima relación dureza/flexibilidad, así como una buena resistencia a las manchas, el desarrollo de microorganismos y la contaminación atmosférica propia de superficies a la intemperie.

Si este artículo, te ha resultado útil, te recomendamos las siguientes lecturas:

Cómo preparar y pintar fachadas y tejados de chapa prelacada y galvanizada.

Claves para identificar un deficiente aislamiento térmico y rehabilitar la fachada exterior